El protocolo IPv6 arranca para permitir una
El IPv6, un nuevo protocolo de internet que amplía de forma exponencial el número de direcciones IP disponibles, arranca con el objetivo de acabar con el problema de la carestía de ese tipo de señas y permitir así un crecimiento ilimitado y una "evolución crítica" de la red. Cada computadora, cada teléfono móvil, cada máquina conectada a internet necesita una dirección IP - que es una numeración- para comunicarse con el resto. Esas direcciones, que se regían hasta ahora por el protocolo IPv4, se estaban acabando: en Asia ya no quedan, en Europa se agotarán este año, en Estados Unidos en 2013 y en América Latina y África en 2014. El IPv4 cuenta con 4.300 millones de direcciones IP -un número ahora insuficiente debido a la conexión de 2.500 millones de ciudadanos a la red y más de 11.000 dispositivos- y fue gestado en la década de los ochenta cuando que nadie imaginaba el camino que seguiría internet. El nuevo protocolo IPv6, que en junio celebra su lanzamiento, tiene 340 sextillones de direcciones IP, un número "virtualmente ilimitado" que permitirá el crecimiento de usuarios, servicios y aplicaciones en internet. "El usuario no va notar nada diferente, pero es un cambio total, internet nunca será como antes. El paso a IPv6 no es una revolución, pero sí una evolución crítica de la red". El directivo de Internet Society, una organización que promueve la migración a IPV6, ha sostenido que el nuevo protocolo impulsará el internet de las cosas (conexión de las máquinas a la red), que cada persona pueda disponer de varias direcciones IP y la creación de nuevos servicios de telefonía IP, vídeo y audio. "Habrá muchas más direcciones así que no hay límites para inventar nuevas formas de comunicarse". Son miles las compañías y millones las páginas web que ya se han sumado al nuevo protocolo (entre ellas Facebook, Google, Yahoo, Blizzard, Time Warner, Cisco, Akamai o Telefónica), según Internet Society. Una encuesta de la compañía BT asegura que el 13 % de las organizaciones de todo el mundo con presencia en internet se ha sumado a IPv6 y el 44 % tiene previsto hacerlo en los próximos dos años. El hecho de que líderes de la industria hayan adoptado IPv6 contribuirá a su implantación generalizada, si bien ha matizado que la migración completa (IPv4 no es compatible con IPv6, deben trabajar en paralelo) puede llevar décadas. Sin embargo, no todas las compañías comparten el entusiasmo por el nuevo protocolo: Compuware ha asegurado que la velocidad de acceso a las nuevas direcciones es un 80 % más lenta que las anteriores IPv4. El experto de Internet Society ha descartado que en el futuro próximo vaya a ser necesaria la implantación de un nuevo protocolo: "Si es así, desde luego ni tú ni yo estaremos ahí porque IPv6 es prácticamente ilimitado. Creo que estamos cubiertos para los próximos cientos de años".

Do you need quickly support ?

Some text here.

* required
Send Message